Políticas culturales y contextos de producción

Por Adora Calvo

POLÍTICAS CULTURALES

Las políticas culturales relacionadas con el arte actual deben fundamentarse en él dialogo con todos los agentes del sector.

En el ámbito de lo público, entendiendo lo públicocomo bien común que tenga en cuenta favorecer a los ciudadanos. El compromiso con el contexto local dentro de un proyecto internacional es imprescindible. Por ello se hace necesario el desarrollo de instrumentos que favorezcan un tejido cultural contemporáneo de la Comunidad en el que ésta pueda identificarse y contribuir así al progreso de la sociedad y generar de igual modo cambios, así como facilitar la proyección exterior, nacional e internacional.

La democratización de las instituciones culturales -aplicando el código de buenas prácticas que implica un proceso en la selección de los responsables de los puestos de gestión de estas a través de Concurso públicos- empieza a ser un hecho (caso Musac), pero sería importante que estas prácticas se extendiesen a toda la Comunidad. Nada se puede hacer de una manera individual, los grandes proyectos deben ser realizados con el más amplio respaldo, eligiendo bien a los agentes y evitando así gestiones en ocasiones personalistas. La transparencia y la independencia en la gestión debe estar garantizada. (El progreso no es posible sin una mirada crítica).

La creación de cinco centros de arte actual en la Comunidad -Musac, Esteban Vicente, Patio Herreriano, CAB de Burgos y DA2-, ha supuesto una magnífica aportación de la administración al arte contemporáneo, y que sin duda ha cambiado radicalmente la situación en Castilla y León; dentro de este contexto deberíamos analizar cómo ha afectado cualitativa y cuantitativamente al sector en la Comunidad y a los ciudadanos en general.

De igual modo no debemos olvidar otros espacios expositivos que Ayuntamientos, Diputaciones y Cajas de Ahorros poseen. Son lugares muy visitados por el público, espacios de referencia que sería bueno se gestionen siempre con la colaboración de expertos profesionales en el asesoramiento de programas culturales exigentes, de actualidad, creando un tejido que contribuya al progreso.

Considero que estas Jornadas deben servir, desde la reflexión, la responsabilidad y el compromiso, para hacer propuestas viables de colaboración con las Administraciones Publicas que favorezcan el progreso del arte contemporáneo en el Comunidad.

Estaría bien que terminásemos de revisar algunas cuestiones referentes a las Instituciones Públicas, Museos y Centros de Arte, por ejemplo:

–  Qué compromiso con lo local tienen los Centros de Arte y Museos.

–  Qué compromisos han de establecerse con los diferentes agentes: artistas, críticos, comisarios y galerías.

–  Qué papel desempeñan los Centros como productores, distribuidores y consumidores.

–  Cual es la proyección exterior del arte de la Comunidad desde los Centros y Museos.

–  Los programas de educación. Cómo llegan a los ciudadanos, cual es la participación que existe.

–  Qué seguimiento se hace del proceso de creación y madurez de los artistas.

–  Cuales son los criterios de las colecciones.

–  Qué colaboración se establece con la Universidad en programas de investigación y formación.

–  Si existen intercambios y coproducciones con otros Centros nacionales e internacionales que faciliten la proyección externa de los creadores.

–  Qué presupuestos se dedican a la promoción de nuestros artistas dentro de la partida global, teniendo en cuenta que significaría una inversión en nuestro patrimonio contemporáneo.

–  Cómo está incidiendo en la industria cultural.

–  Cómo llegan los programas de educación a la sociedad, cual es la participación.

–  Sería viable una feria en la Comunidad partiendo de la experiencia de Art Salamanca en la que participaran todas las instituciones con una especificidad que la diferencie, favoreciendo así el coleccionismo y el conocimiento de lo contemporáneo en la región.

CONTEXTOS DE PRODUCCIÓN

Para el análisis de los modelos de producción y recepción del arte contemporáneo en Castilla y León sería necesario contar con estudios contrastados que ofrezcan una visión detallada y global de la situación actual.

Ante la falta de datos me centraré en hacer un reflexión sobre la necesidad urgente  e imperiosa  de  centros de creación que permitan a los artistas llevar a cabo el desarrollo de sus proyectos, así  como la colaboración y diálogo con todo el sector: críticos, comisarios, Universidad, galerías. Los Centros de producción -tal y como ocurre en otras Comunidades Autónomas-, se complementarían con los ya existentes, actualmente centrados en la programación expositiva y en la creación de una colección.

Es una realidad la escasa presencia de artistas de nuestra región en eventos internacionales, bienales y Manifiesta. Esto se debe a la falta de infraestructuras para la creación, la producción y la investigación,  así como al poco apoyo a la comunicación con el exterior. Estamos por lo tanto en situación de inferioridad con respecto a otras Comunidades, hecho que nos hace menos competitivos.

La experiencia en este campo de otras Comunidades -como País Vasco, Madrid o Cataluña-, ha contribuido de manera esencial en el desarrollo del arte contemporáneo y ha sido una apuesta definitiva para sus artistas. Hacer un estudio de los modelos ya existentes -tanto en el ámbito nacional como internacional-, nos ayudaría a elaborar, partiendo de esas experiencias propuesta y de acuerdo con las necesidades específicas de nuestra Comunidad.

ALGUNAS PROPUESTAS

–  La mayoría de los artistas no disponen de espacios donde desarrollar su actividad profesional, ni los medios necesarios que exige el momento actual para la producción de sus proyectos, no permitiéndose de este modo una formación continua. Esta circunstancia tiene una repercusión muy negativa en el proceso de creación.

–  Es imprescindible por lo tanto la creación de espacios de producción, que además sean foros de comunicación, debate e intercambio de ideas con artistas de fuera que permita tener una visión del panorama de creación internacional.

–  La colaboración con técnicos especializados; cada vez son más los artistas que trabajan en equipo con otros profesionales (ingenieros, informáticos, diseñadores), sobre todo cuando utilizan nuevas tecnologías.

–  Otra de las necesidades es el asesoramiento en la de comunicación: cómo presentar un dossier, cómo acceder a ayudas y becas.

–  Es importante pues que haya una concienciación por parte de las Instituciones Públicas de la necesidad de hacer realidad la creación de dichos Centros de referencia en la Comunidad, y del apoyo necesario de una manera sostenible. Esto incidiría en una mayor presencia de nuestros artistas y de la cultura, no sólo en el ámbito  nacional  sino también en el internacional. Es además, y principalmente, una inversión en nuestro patrimonio contemporáneo.

This entry was posted on martes, abril 6th, 2010 and is filed under DOCUMENTOS de los PARTICIPANTES. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply