Espacios difusos: un proyecto de intervención artística urbana

Valladolid
Por Carlos Chavez (colectivo Rémora)

Espacios Difusos fue un proyecto artístico de intervención temporal en lugares abandonados de la periferia norte de Valladolid, organizado por el Colectivo Rémora y el Estudio de Arquitectura Oa, que pretendió mostrar un ejemplo significativo de arte joven, al tiempo que sacó del abandono dichos espacios, resituándolos en el ámbito de la creación y reflexión artísticas y difuminando las fronteras que dividen la ciudad de Valladolid, contrarrestando las fuerzas centrípetas que desplazan toda actividad hacia su centro.

Ciertos espacios urbanos (fábricas abandonadas, locales en desuso, casas en ruinas, solares…) son la prueba irrefutable de la descualificación que han sufrido las ciudades y nosotros mismos. Los espacios y edificios ya no están pensados para perdurar sino para ser reutilizables, según la lógica económica del uso a corto plazo y de lo efímero. La ciudad ha perdido las cualidades que la convertían en lugar de encuentro de identidades, de relaciones y de historia. Ya no es lugar. Es recreada como espacio neutro de paso, cuyos elementos son continuamente intercambiados y modificados.

Lo nuevo ya se hace pensando en que un día será basura para reciclar y lo viejo, si es neutralizable se reutiliza, si no, se derruye. Por eso, este tipo de urbanismo es, por decirlo de algún modo, excretor y realiza sus obras de manera intencionadamente neutral, concibiendo el espacio como zona de paso, no de vivencia. Las personas son concebidas en este contexto como pasajeros, turistas en su propia ciudad.

En los últimos años hemos visto cómo las ciudades, como entramado cultural y de identidades, están repensando sus espacios urbanos abandonados, creando en ellos auténticos laboratorios artísticos donde experimentar respuestas a la falta de lugares para la creación, a la habitabilidad de la urbe y a las relaciones entre los seres que la habitan. El arte, debido a su capacidad universal de comunicación y a su experimentación es uno de los canales idóneos para llevar a cabo análisis y reflexiones de este tipo.

Espacios Difusos fue una acción de intervención cultural en espacios vacíos, abandonados o en desuso, de Valladolid, que se desarrolló a lo largo del sábado 27 de febrero de 2010,  un solo día para brillar con mayor intensidad y romper las dinámicas de institucionalización de las acciones, que implican la transposición de la lógica de la burocracia en todos los procesos de la vida.

El proyecto se desarrolló con los objetivos de:

generar una reflexión acerca de los espacios vacíos que la ciudad produce como residuos de su propia vida y de su crecimiento, y acerca del uso artístico y cultural que se les puede dar,

reivindicar tales espacios como lugar de encuentro, intercambio, reflexión y creación artísticos para colectivos, artistas y otros grupos interesados en la creación de base, es decir, en la creación ajena a cualquier tipo de interés que no sea ella misma, de manera autónoma, libre y autosostenible,

promover y apoyar a artistas, así como a sus obras, de cualquier disciplina, que se hallen fuera de los circuitos convencionales e institucionales y que destacan por su trabajo, su investigación y su creatividad,

llamar la atención de instituciones, empresas, asociaciones, artistas, público, etc. para que se impliquen de manera desinteresada y decidida en el uso de este tipo de espacios, apoyando y dando todas las facilidades a su alcance a proyectos artísticos de toda índole que conlleven la promoción de dicha “creación de base” y, de este modo, en última instancia, un posicionamiento significativo de Valladolid en la escena artística y cultural, nacional e internacional.

regenerar zonas de la ciudad que a causa de variados motivos (urbanísticos, sociales, económicos, arquitectónicos, políticos, etc.) han sido olvidadas, abandonadas o ninguneadas,

– y promover la colaboración y la integración activa de asociaciones y colectivos de muy distinta índole, creando un diálogo entre ellos que ayude a la mejora de la vida de las personas y a la dignificación de su hábitat, así como a la generación de un modo de actuar respetuoso, autónomo, independiente, colaborador e integrador.

COLABORADORES Y ARTISTAS

Para ello, el Colectivo Rémora y Oa Estudio buscaron la participación, el apoyo y la colaboración de asociaciones vecinales del entorno, de empresas relacionadas con la actividad del proyecto, de instituciones públicas y de particulares en un modo de trabajo interdisciplinar y transversal.

Contó con 7 espacios, cada uno de ellos nombrado de forma particular, donde 14 artistas, a través de su obra, reflexionaron sobre dichos objetivos.

Los artistas participantes fueron:

Julio Bescós y Nicolás Sánchez. Artistas residentes en Huesca, dedicados a la fotografía, al dibujo, la música y a la creación de todo tipo de objetos entre la escultura, la performance y el teatro, presentaron una proyección fotográfica llamada “Le Bureau International du Paysage (B.I.P.)”, para la cual el músico Nicolás Sánchez compuso un paisaje sonoro, “Document paille”. El proyecto parte del antiguo “Bureau des paysages”, un organismo francés que en los años sesenta reunió a una selección de fotógrafos con el encargo de catalogar cada centímetro del país: pueblos, ciudades, paisajes, gentes; del cual surgió más adelante la entidad encargada de promocionar el turismo y gestionar el patrimonio de Francia. Así, con la referencia a aquella oficina, Julio Bescós, mostró situaciones urbanísticas, paisajísticas y arquitectónicas que conforman, a partir de su enfoque y tratamiento, diversas propuestas en torno a la recepción del urbanismo y del paisaje, a veces como denuncia, a veces como puro goce en el extrañamiento.

Almudena Zapatero y Juan Carlos Quindós. La primera proviene del ámbito del periodismo, habiendo trabajado en periódicos locales como redactora y fotógrafa. A través de un blanco y negro de mucho contraste y con las técnicas de fotografía analógica como base, en su serie “Aquí huele a chamusquina” reflexiona sobre la vuelta a la ciudad, a ciertos espacios conocidos que con una mirada extrañada se vuelven nuevos, diferentes, con una historia narrada en cada una de sus imágenes. El segundo presentó “Cabezonismo ilustrado”: una selección de imágenes extraídas directamente del local intervenido, del contexto urbano del barrio de la Pilarica, y por extensión del corredor del Esgueva y de Valladolid en general, realizadas todas ex-profeso para la exhibición, o mejor dicho, encontradas involuntariamente como anómalos “objects trouvé” dentro de una escenografía que no por conocida deja de ser extraña y fascinante.

Colectivo de arquitectura Ágoras, Pouppès Elèctriques, Funkforward y Deckster. Los primeros intervinieron en un espacio neutro, perteneciente a un antiguo colegio, para transformarlo en un lugar flexible capaz de absorver la necesidad concreta de vivirlo como música, arte y espectáculo. A través de una tecnología y materiales “low cost”, relacionados directamente con el reciclaje y lo urbano como tema, modificaron fugazmente y con un mínimo de elementos el espacio para convertirlo en una galería de sucesos de la cultura contemporánea, donde se desarrolló una fiesta con el grupo de música electrónica experimental Pouppès Elèctriques y los dj’s Funkforwrd y Deckster.

Su idea fue construir un nuevo lugar sin utilizar elementos sólidos y permanentes, transformar un espacio neutro y sin interés en una experiencia sensorial, condensando la luz y haciendo de ella la protagonista del espacio, difuminando los límites del espacio físico y convirtiéndoloo en un fluido homogéneo y reduciendo al espectador a una silueta en contraste con la densa luz envolvente.

Mr. Headup es diseñador gráfico e ilustrador y trabaja en el estudio Moriwase de Bilbao. Presentó la obra “Si las paredes hablasen…” realizada para Espacios Difusos con la que reflexionó sobre el abandono de los espacios inhabitados y sus posibilidades para la creación, dotando un local incendiado y abandonado durante de años de voz y personalidad, llamando la atención sobre su propia.

The Black Noise Ensemble y Stromboli, dos grupos de música que interpretaron sus particulares y originales versiones de películas mudas. El primero tocó en directo una banda sonora original para la película “Lucifer Rising” (1973), de Kenneth Anger, auténtico filme de culto donde, como si se tratara de un poema visual, a partir de una simbología new age y rockera, se va construyendo una profecía psicodélica del advenimiento del nuevo mundo encarnado en Lucifer.

Los segundos, en un estilo más jazzero, interpretó su música original para “Wrong Again”, de El Gordo y el Flaco (1929).

Mar Alcubilla y Noel Manzano presentaron en un mismo espacio diferentes obras. “Planeando” y “Recosidos” son dibujos cosidos con hilo y collage fruto de la materialización de la relación amor-odio que mantuvo Mar Alcubilla con el mapa de varias ciudades en las que se formó y vivió, la reflexión de su vagar por sus calles, de las huellas en su recuerdo, de cada paso que dio recorriéndose por dentro.

Noel Manzano presentó una serie de fotos que concentra su mirada en los restos de la modernidad, lugares situados entre el residuo y la posibilidad ser habitados, una suerte de arquitecturas desvencijadas, abandonadas y, al mismo tiempo, pobladas por sueños.

Por último, Carlos Chávez escribió un texto que, interpretado por el actor Javier Carballo a modo de visita guiada ficticia, relato en el que se mezclaba lo histórico con lo imaginario, daba hilazón al recorrido por los espacios, al tiempo que argumentación del proyecto e ideas creativas para un presente alternativo. Con un estilo casi turístico de mostrar las cosas se ironiza acerca del propio estatus de la zona, mostrándolo como un lugar imaginario e ideal para la creatividad artística, y el uso de los espacios, al tiempo que se muestra la posibilidad de llevar a la práctica futuros proyectos imaginarios y se dan respuestas al problema de esa falta de lugares.

El proyecto se puso en marcha con la colaboración de la asociaciones de vecinos de los barrios Pilarica, Belén, España y Rondilla para su realización y difusión; y de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid.

Espacios Difusos también tuvo el apoyo de los siguientes patrocinadores: Estudio de Imagen Manteca, Colegio de Arquitectos de Castilla y León, Collosa, Coco Café, Ilione Diseño y Decoración.

NO SÓLO EL CONTENIDO, TAMBIÉN EL CONTINENTE

Como de la estrategia de promoción y publicidad, Rémora y Oa Estudio crearon varias semanas antes un alter ego, Proyecto Matrioska, con su logo diferenciado, para lanzar desde Internet y usando todas las redes sociales a su alcance una campaña vírica de descubrimiento progresivo del proyecto. Nadie sabía quién era Proyecto Matrioska pero todo el mundo habló de ello. La idea era no sólo mantener el suspense y crear la expectación en torno a algo nuevo en la ciudad, sino generar también la idea de que hay más grupos artísticos, de que nueva gente está entrando en la escena cultural vallisoletana.

A lo largo de 14 días se envió una serie de fotos, cada día una distinta, creada por Juan Carlos Quindós y Almudena Zapatero, de lugares extraños y difusos de la ciudad, con lemas que llamaban la atención sobre algo que iría a suceder próximamente, de ahí que el nombre elegido para la campaña fuera Próximamente! Únicamente al final se destapó la identidad de Matrioska y se desvelaron los detalles de Espacios Difusos, de forma que cientos de personas respondieron a la llamada de esta ocupación artística de un día.

Proyecto Matrioska creó también, a través del arquitecto Jesús de los Ojos, una serie de talleres y seminarios teóricos y prácticos sobre los espacios difusos de las ciudades contemporáneas, sus posibilidades como lugares de creación, con los alumnos de la Escuela Superior de Arquitectura de Valladolid. Los resultados fueron plasmados en la re-creación y re-construcción de uno de los espacios.

Espacios Difusos aspira a convertirse en una cita anual obligatoria y esencial para artistas, arquitectos, diseñadores y creadores en general que quieran trabajar en lugares nuevos y que tengan que aportar algo al arte y al problema de la habitabilidad contemporánea de las ciudades.

pdf

This entry was posted on jueves, abril 15th, 2010 and is filed under COLECTIVOS. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply