El Arte Contemporáneo en Castilla y León

Aportación de Ana Roda
Artista

El arte en la Comunidad Autónoma de Castilla y León es isla y silencio.
Lo que en otras aportaciones denomináis artistas emergentes somos personas que nos dedicamos de forma personal y pasional a una actividad que tiene una difícil y dura difusión y demasiadas trabas para llegar a la mirada del espectador que al fin y al cabo es el receptor por excelencia de la obra ya facturada.
El abrirse camino en el ámbito artístico de la Comunidad no sólo supone el trabajo personal en el estudio sino también el aprendizaje casi acelerado e inminente de cuestiones informáticas para poder elaborar de forma adecuada dossieres con los que mostrar el contenido de su obra tanto en entidades públicas como privadas.
El siguiente paso, también en solitario es ir de puerta en puerta, hacer llamadas telefónicas por doquier, escribir e-mails a distintos espacios artísticos planteando proyectos de exposición que difícilmente llegan a tener ningún tipo de respuesta, ni si ni no, todo queda acallado como un suspiro en el aire.
Además en estos tiempos de crisis esas insistentes llamadas tienen una respuesta que se repite de forma continuada: “no se aceptan propuestas personales porque no hay dinero, sólo salen adelante las exposiciones institucionales porque el presupuesto viene dado pero para montar una exposición con una propuesta individual no podemos gastar ni un € ni en su montaje ni en su difusión ( carteles, catálogos, notas de prensa, etc).

Pertenezco a AVA y considero fundamental la asociación para que los artistas dejemos de ser islas y silencio, para que nuestra voz se escuche, para que nuestros derechos como profesionales se reconozcan, para que nuestra labor tenga la dignidad que merece y, entre otras muchas cosas, para que el artista sea el principal artífice dentro del panorama artístico en tanto y cuanto es quien produce ARTE.

Lo más difícil de comprender dentro de la realidad artística y del complejo entramado del mundo del ARTE es que el que realiza la obra de arte desde su isla de silencio y soledad esté siempre a la merced del resto de personas que constituyen EL MUNDO DEL ARTE, cada uno en su “práctica local personal”: Directores de Museos, Asociaciones de Galerías, Instituciones Públicas y Privadas, Comisarios, Críticos de Arte, Historiadores, etc.

Sólo hay que pensar que las islas sin sol se apagan porque un trabajo artístico que es comunicación con en entorno y la sociedad en la que se produce necesita de la luz de su sus espectadores para que no se quede en palabra para el silencio y soledad para el artísta.

This entry was posted on sábado, abril 17th, 2010 and is filed under DOCUMENTOS de los PARTICIPANTES. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply