CONCLUSIONES III Jornadas

Toda práctica es local

Belín Castro

Miguel Ángel Fernández

Víctor del Río

Tras las III Jornadas de Estudio del Arte Contemporáneo de Castilla y León promovidas por el MUSAC y el trabajo producido a su alrededor en el espacio web www.musacvirtual.es/todapracticaeslocal, consideramos necesario dar a conocer una primera evaluación del desarrollo del proyecto.

En primer lugar, nos gustaría valorar la puesta en marcha de la iniciativa como parte de un debate necesario, en cierta medida ya existente, que debía ser retomado bajo las actuales circunstancias. Que tal debate existiera con anterioridad y que fuera demandado por el sector nos lo demostraban experiencias previas como el Foro de Arte y Territorio de Espacio Tangente o e-norte, entornos donde se habían planteado ya preguntas fundamentales sobre las formas y los contenidos de la política cultural en Castilla y León. Al margen del malestar expresado en algunos casos y la representatividad con que se abordaron tales debates, hemos considerado que las III Jornadas de Estudio del Arte Contemporáneo en Castilla y León del MUSAC eran una oportunidad para tratar asuntos pendientes en nuestro actual contexto. El nuevo panorama que nos presenta la actual crisis económica e institucional, junto a las inversiones de las administraciones públicas de la Comunidad en museos y centros de arte a lo largo de esta década, nos planteaban la necesidad de evaluar el estado de las artes después de estos años.

En este sentido hemos tratado de inaugurar un lugar de encuentro para los agentes culturales, los artistas, las asociaciones y colectivos, y para todos aquellas personas implicadas en la producción artística en nuestra comunidad, donde tratar nuestros problemas específicos. Este espacio inaugurado con motivo de las jornadas permanece abierto y trata de constituirse en un proyecto participado por todos. Por el momento, las personas e instituciones que figuran en el sitio web son ya colaboradores del proyecto. Aunque se ha iniciado en el MUSAC, aspira a convertirse en un foro de mayor alcance público.

Hemos sido conscientes, en todo caso, de las limitaciones de esta propuesta y tratamos de evitar el solapamiento con otras iniciativas y actividades que ya están en vigor desde hace algún tiempo, y que en algunos casos son portadoras de una mayor representatividad de los intereses de los trabajadores culturales del sector, –como es el caso de las iniciativas de AVA Castilla y León para los artistas. En este aspecto, el primer objetivo de Toda práctica es local es el de ser un foro de reflexión transparente, informado, consensuado y autónomo, para un debate cultural necesario. Pero su finalidad no puede ser ofrecer soluciones concretas sino propiciar que se debatan abiertamente los proyectos públicos de alcance que puedan llevarse a cabo por las instituciones y agentes legitimados para ello. Se trata más bien de establecer un espacio de diálogo para dar a conocer, matizar y evaluar tales cuestiones.

Otro de los procesos iniciados con este espacio ha sido la recogida y elaboración de información que visibiliza tanto las trayectorias de los centros e instituciones en la comunidad a lo largo de los últimos años, como las iniciativas de carácter privado y autogestionado que se vienen realizando en el mismo territorio. El contraste entre la importante inversión económica de las administraciones, exhibida como rédito mediático, y la actividad invisible de un sorprendente número de colectivos, pone de manifiesto la necesidad de reinterpretar nuestra idea de la actividad cultural en la región. Una de las funciones asumidas por Toda práctica es local, por tanto, ha sido comenzar a elaborar un informe de esta historia reciente a partir de las aportaciones de los participantes y de los colectivos, que han facilitado una información detallada sobre sus perfiles y actividades. Aunque ya está disponible buena parte de esa información en la web junto a otras reflexiones que consideramos de interés, la ordenaremos y editaremos de manera más clara para su difusión.

Debemos valorar muy positivamente, por ello, tanto la generosidad de los colaboradores en sus aportaciones para un análisis del estado de la cuestión, como la de los colectivos que han querido mostrar la red que ellos constituyen desde hace tiempo, y que sigue produciendo una importante actividad en lo que se ha llamado “cultura de base”. En algunos casos esa cultura se despliega en el ámbito rural y ofrece alternativas de gran interés para la articulación de un territorio despoblado y extenso como el nuestro. Por su parte, los textos aportados por diferentes autores e investigadores deben considerarse, por tanto, como parte de una historia todavía no escrita del arte contemporáneo en la comunidad. Sobre este aspecto tenemos la confianza de que se inicia un proceso de toma de conciencia sobre el verdadero patrimonio activo de la cultura en nuestro territorio fuera de los márgenes institucionales. El trabajo de identificación y relato de estas experiencias se convierte así en un primer paso indispensable.

El esfuerzo de constituir este foro ha permitido señalar una sensibilidad bastante extendida en estos momentos hacia esa “cultura de base”, que debe ser prioritaria para todos. Hemos podido constatar con ello, a modo de resultado, que una gran mayoría participamos de la percepción de que las cosas deben cambiar en la relación entre la política y el sector. Estamos mayoritariamente de acuerdo en que la cultura no se inventa en los despachos de los responsables políticos sobre ocurrencias espontáneas que siguen las efemérides que ofrece el calendario, sino que debe ser creada desde la ciudadanía atendiendo a las iniciativas que ya tienen su trayectoria y participando en las instituciones. Creemos que los proyectos y programaciones culturales no pueden responder al oportunismo y la arbitrariedad, sino que deben definirse a partir de criterios técnicos de calidad, y teniendo en consideración el contexto para el que se crean.

Esto, además de una demanda hacia las administraciones, es también una responsabilidad de los que participamos del campo del arte en nuestra comunidad, y nos obliga a tomar iniciativas concretas para hacer uso “público” de las instituciones que han sido creadas hasta el momento. También nos invita a organizarnos de forma colectiva, a crear asociaciones y a establecer un diálogo identificado y claro con las tomas de decisión que nos afectan.

Respecto a la participación debemos decir que durante las Jornadas, que tuvieron lugar entre el 16 y 17 de abril, hubo una afluencia menor que la de otros años. En concreto se inscribieron y acudieron regularmente 85 personas al MUSAC durante esos días. Pero esa escasa presencia está siendo compensada por la importante actividad en internet. Esta modalidad de trabajo en red, que es uno de los objetivos que nos planteamos, se muestra más eficaz en ese canal. Con todo, ha habido también una conexión exterior entre personas y proyectos con los que se establecía una sensibilidad afín. Esperamos que esta repercusión se traduzca en una participación cada vez mayor en el foro y en las propuestas concretas que hagan uso de este espacio.

En definitiva, se comprueba la necesidad de abrir estos lugares de reflexión crítica, participativos, asociados a los territorios y sus problemáticas concretas. La posibilidad de tener una voz colectiva nos aporta herramientas para mejorar las cosas, nos ofrece una alternativa a lo que hemos visto hasta ahora. La evaluación crítica de las programaciones de los centros y de las políticas culturales y la propuesta para la creaciones de nuevos agentes de interlocución son pasos necesarios.

Así mismo hemos iniciado acciones para llevar adelante de manera efectiva los compromisos que la plataforma adquirió para el desarrollo futuro de Toda práctica es local:

1) Se han iniciado contactos para constituir la plataforma como espacio colaborativo autónomo para los artistas y productores culturales de la comunidad, participado y asistido por asociaciones y colectivos que facilite la continuidad del trabajo iniciado en el espacio web.

2) Se ha elaborado un borrador de informe que se distribuirá entre los participantes para abrir un periodo de enmiendas y aportaciones que culmine en la formalización de un documento firmado por el mayor número posible de agentes, que de a conocer las conclusiones más apremiantes de la plataforma así como las consultas y propuestas que ésta desee hacer llegar a los responsables del diseño y puesta en práctica de las políticas culturales en Castilla y León.

3) Trabajamos en la edición y recopilación de la información generada hasta el momento en torno al espacio web para ofrecer una publicación ya ordenada que dé a conocer un primer balance.

A modo de conclusión podemos indicar que existen numerosas propuestas activadas por el debate abierto que deben ser tenidas en cuenta y que han constituido la aportación de estas Jornadas. Hemos sugerido ya algunas y serán ordenadas y tratadas en ese trabajo sobre los contenidos volcados en la web, pero podríamos enumerar ya varias de ellas:

– La necesidad de una mayor transparencia en las tomas de decisión política en materia de política cultural por parte de las administraciones: queremos saber en qué se invierte el dinero público destinado a la creación artística y bajo qué criterios técnicos se toman tales decisiones. Esta demanda generalizada en el sector debe ser articulada en propuestas concretas por parte de las asociaciones que tendrán aquí un protagonismo y una legitimidad decisivas.

– Entre los aspectos más candentes mencionados durante las jornadas, por lo que se refiere a la necesidad de información, se encuentran los proyectos para la creación de los Centros de Producción en diferentes provincias de la comunidad con una importante inversión de dinero público de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León. Sobre este asunto AVACyL ya dio a conocer su consulta formal a la Consejería que fue apoyada unánimemente por parte de los asistentes a las Jornadas. Creemos que se trata de un asunto prioritario para todos que preocupa a la comunidad.

– En la misma dirección fueron mencionados otros aspectos como la supresión de las ayudas a creadores y profesionales por parte de la misma Consejería. En cualquiera de estos casos la mayoría de quienes participamos en el debate considerábamos oportuna una mayor información sobre los argumentos para estas decisiones que modifican los recursos disponibles para el sector.

– En la interlocución con las administraciones (en esto es muy importante recordar la responsabilidad que comparten con la Junta de Castilla y León ayuntamientos, diputaciones y Cajas) se planteó del mismo modo la necesidad de la articulación de voces colectivas autorizadas. La iniciativa de AVACyL podría ser seguida por otras Asociaciones profesionales que abrirían más vías de interlocución. Se habló, por ello, de la necesidad de crear un Consejo Civil de las Artes, independiente de las instituciones, pero capaz de ser un interlocutor representativo de nuestros intereses y preocupaciones. El estímulo al asociacionismo fue un ámbito de consenso a lo largo de las conversaciones, y entre tales asociaciones fue especialmente repetida la necesidad de crear nuevos colectivos que protejan a los trabajadores en situación de mayor debilidad como los educadores de museos. Estas iniciativas, que deben ser tomadas desde los propios grupos profesionales, tienen a su disposición el espacio de debate y difusión que constituye Toda práctica es local.

This entry was posted on martes, enero 25th, 2011 and is filed under III. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.