El Musac acaba en el juzgado

La fachada modernista y de colores del Museo de Arte Contemporáneo de León (Musac) no brilla con igual intensidad de puertas hacia adentro. Al menos, en el terreno laboral.
La polémica se ha suscitado al denunciar los trabajadores del ‘servicio de educación y acción cultural’ del Musac su situación. Éstos, en la primera fase del museo, fueron contratados «como autónomos» para, posteriormente, firmar «un documento» de aceptación de condiciones ante la Fundación Siglo, gestora del museo.

La Fundación Siglo dio por sentado en ese momento una alegalidad en estos empleados, contratados como autónomos pero empleados a tiempo completo dentro del museo.

De ahí que ahora los trabajadores, ante la inminente licitación de un concurso de servicios que les dejaría «en la calle», hayan decidido plantear en el Juzgados de lo Social de León tanto la paralización de la licitación como el reconocimiento y correción de su «irregular situación laboral».

Los trabajadores denuncian además las «maniobras de la confusión de la Fundación Siglo, dependiente de la Junta de Castilla y León» y que los trabajadores no son emprearios sino que «se ha visto obligado a recurrir a diferentes modalidades de contrato a lo largo de los últimos seis años, siempre en función de las instrucciones recibidas de la Fundación Siglo. De hecho el comunicado enviado a prensa está emitido por todas nosotras y su nombre aparecía como mero contacto».

«Estamos en presencia de un inmenso fraude por el cual el empresario real (Fundación Siglo) trata de atribuir a los trabajadores y trabajadoras la condición de empresarios con un solo propósito: ahorrar costes eliminando derechos laborales. La Fundación Siglo, mediante falsas empresas interpuestas y recurriendo fraudulentamente a la figura del trabajador autónomo, mantiene las funciones de verdadero empresario eludiendo toda obligación. Este tipo de prácticas atentan contra el principio de estabilidad en la contratación, precarizan los derechos laborales y conducen, en definitiva, a empeorar el servicio», denuncian los trabajadores.

Éstos además advierten que «la naturaleza jurídica de nuestra relación laboral con la Fundación Siglo debe responder al contenido real de la prestación y no a la apariencia de legalidad que todo fraude trata de alcanzar mediante una mera apariencia de legalidad empleada para burlar el propósito perseguido por el ordenamiento jurídico».

«Además de adoptar nuevas medidas legales, continuaremos reivindicando nuestros derechos laborales, que son los derechos de miles de trabajadoras y trabajadores condenados a la precariedad por prácticas empresariales fraudulentas, lo que adquiere especial gravedad en el ámbito público», sentencian por último los trabajadores del colectivo Deac.

Fuente: Leonnoticias

This entry was posted on sábado, mayo 14th, 2011 and is filed under NOTICIAS. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply